Durante el curso 16-17 se incorporó en los tres centros que gestiona la SCA Jándalo (Escuela Infantil Arrayanes, Escuela Infantil la Paz y Escuela Infantil Estación de Almería) el uso de pictogramas como recurso para confeccionar agendas visuales en las aulas así como para señalizar espacios y recorridos. Nuestros objetivos generales eran facilitar la interiorización y la anticipación de las acciones y actividades asociadas a cada área así como la secuencia de rutinas, por un lado, y facilitar la orientación en el centro y en el aula, por otro.

Los pictogramas que hemos seleccionado se corresponden en su mayoría con la colección de pictogramas de ARASAAC (Sistema de Comunicación del Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa). Es un sistema conocido y comúnmente utilizado en el sector educativo, en especial en centros escolares y servicios atencionales específicos, lo que facilita la generalización en el caso de que su uso sea preciso en etapas educativas posteriores. El programa que nos permite seleccionarlos y modificarlos es el PictoSelector, que cuenta con otras colecciones de pictogramas de los que hemos tomado alguno concreto (en especial de Sclera).

Se han seleccionado pictogramas, en algunos casos rediseñado (cambiando el color, el tamaño) y en otros renombrado, ajustándolos a las necesidades estructurales de las escuelas y a los estilos educativos y estrategias metodológicas de las tutoras. Se ha elegido un formato mayor (medio folio) para señalizar espacios y áreas, y uno menor (la sexta parte de un folio) para emplear en agenda de clase.

Para señalizar espacios y recorridos, se colocaron a la altura de los ojos del alumnado Se han señalizado aulas, pasillos de tránsito para el alumnado, salida, comedor, áreas o espacios del aula (sala de baño, sala de descanso, perchas, alfombra). En aulas concretas, se ha señalizado la zona de trabajo en mesa, que cuenta a su vez con su propia agenda visual, especificando la secuencia de tareas en este rincón.

Los pictogramas para agenda incluyen actividades más o menos dirigidas y rutinas de alimentación, descanso e higiene. La elaboración de agendas visuales mediante pictogramas (en especial para grupos de dos años) facilita la labor educativa por varios motivos:

  • Anticipa visualmente cada tarea o rutina, focalizando la atención.

  • Expone la secuencia de tareas y facilita la interiorización de la misma.

  • Permite una mejor comprensión y aceptación de las rutinas de la jornada escolar, favoreciendo la seguridad y el bienestar emocional del alumnado (sobre todo durante el periodo de adaptación)

  • Admite incluir, descartar, posponer actividades ante imprevistos, promoviendo la toma de conciencia sobre los mismos, sus causas y sus consecuencias

  • Permite destacar eventos no cotidianos (cumpleaños, celebraciones, otros…), que se añadirán a la agenda con pictogramas distintivos (con algún detalle visual destacable, con el recuadro de “importante”)

  • Focaliza la atención, instiga el lenguaje expresivo y promueve el lenguaje receptivo. Si se precisa, los pictogramas permiten su uso como sistema aumentativo o alternativo de comunicación.

  • Fomenta la participación activa de los/as alumnos/as en la toma de decisiones y la confección de la agenda de trabajo.

  • Contribuye a la comprensión de conceptos y términos espacio-temporales y temporales (primero, antes, ahora, después, por último, días de la semana…)

  • Promueve la “lectura” de actividades, en orden de izquierda a derecha y de arriba a abajo.

  • Promueve el recuerdo o “recuento” de la jornada una vez finalizada la misma: ¿qué hemos hecho hoy?

Todo lo anterior es muy útil para el alumnado independientemente de sus características personales, pero además es esencial en el caso de alumnos/as con dificultades específicas de anticipación, de flexibilidad cognitiva y comportamental, y en general con un estilo de procesamiento de la información que se beneficie específicamente de ayudas visuales y contextuales.

Los recursos que se precisan para la agenda en el aula son:

  • Pictogramas de tareas y rutinas.

  • Un espacio-soporte fijo, visible y destacado en el aula. Este soporte puede ser una pizarra magnética, un tablón de corcho o bandas de velcro (muy práctico si se dispone de una pizarra centrada en el aula, los pictogramas se adhieren o se pinchan de izquierda a derecha). Los pictogramas se imantan, se pinchan o se adhieren de derecha a izquierda y de arriba a abajo.

La metodología empleada para la confección de la agenda en el aula admite la combinanción de distintas estrategias:

  • Mostrar uno a uno los pictogramas antes de cada tarea o actividad, describirlos oralmente de forma sencilla (es conveniente el uso de la misma frase o palabra descriptiva cada vez, sobre todo al inicio del entrenamiento, aunque podemos ampliar con elementos descriptivos más adelante) y colocar en la pizarra o soporte destacado. Ir añadiendo pictogramas a lo largo de la jornada, completando la secuencia al final de la misma. (Recomendado para alumnado de un año y para iniciar al alumnado de dos años)

  • Diseñar la secuencia al inicio de la jornada escolar (totalidad de la jornada o intervalos de la misma), como un elemento más de la asamblea. (Recomendado para alumnado de dos años). Se puede comenzar con pictogramas pivote claves (rutinas diarias: asamblea, trabajo en mesa, juego en alfombra, aseo, comida, descanso/salida) e ir añadiendo otros más específicos cuando el alumnado se haya familiarizado con la agenda.

  • Aunque hayamos anticipado toda la secuencia, podemos detenermos en el pictograma de cada tarea-rutina antes de iniciarla. Es útil señalizarla de alguna manera, con algún distintivo llamativo, por ejemplo con un círculo rojo sobre la misma.

  • En el caso de que contar con un/a alumno/a cuyo estilo de procesamiento de la información precise de anticipadores y exposición de secuencias visuales, podemos hacerle protagonista de la confección de la agenda, solicitando que sea él/ella quien coloque los pictogramas, de modo que se beneficie específicamente de este sistema integrado en la rutina de aula.

  • Alterar la secuencia (si está expuesta al completo) para descartar, incluir, anticipar, posponer alguna actividad. El alumnado debe comprobar que la agenda “se cumple”, aunque sea con imprevistos que debemos señalizar. Las tareas inicialmente previstas que se deban descartar se pueden mantener colocando sobre ellas un elemento distintivo (suele ser un aspa negra sobre fondo transparente o un NO sobre fondo transparente, ambas se colocan sobre el pictograma en cuestión). Las añadidas se pueden colocar si desde el inicio dejamos espacios entre pictograma y pictograma.

Cada tutora tiene su propio estilo educativo y un grupo clase con un perfil madurativo concreto en edad cronológica y diverso en cuanto a las características personales de cada uno de sus componentes. El sistema de agendas es factible y recomendado para las aulas UNO (nacidos/as en el primer semestre del año) y DOS, si bien se pueden implantar a distinto ritmo y con distinto grado de especificación

0 Comentarios

Contesta

©2020 Desarrolla: Soc. Coop. And. Jándalo.  Hechoenespaña.com

CONTACTO

No estamos alrededor ahora mismo. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account